La lucha contra la dominación espiritual es la batalla en la que estamos

La lucha contra la dominación espiritual es la batalla en la que estamos los escritores, artistas, poetas, que pareceríamos la parte inútil de la so­ciedad y en realidad lo que hacemos es que pe­lea­mos esa batalla de uno y otro lado.

 

Una eficaz coyuntura para ponernos al día sobre las últimas novedades del escritor venezolano Luis Britto —y para escuchar sus criterios en torno a algunas realidades contemporá­neas— resultó ser el espacio Encuentro con, que tuvo lugar en la sala Nicolás Guillén de La Cabaña, coordinado por su habitual conductora la periodista Magda Resik.

La orgía imaginaria, de la editorial Fundarte, fue la obra de este autor, galardonado con el Premio Alba de las Letras, que vertebró el primer tema abordado, una entrega reciente que re­pasa figuras de talla universal como Platón, Miguel Ángel Buonarroti, Carlos Marx, Charles Baudelaire… en relatos que pone a disposición del lector como una suerte de textos “guardados en una botella a ver quién los recoge y los puede considerar verosímiles o no”.

La huella de Cuba, conservada dentro de sí desde los lejanos años en que mereciera el premio Casa de las Américas  fue recordada  con particular simpatía por el narrador que gracias a esa apertura comenzaría a conocerse entre los intelectuales del continente.

Otorgado por el libro Rajatabla, “fue un premio de gran significación, entre otras cosas, porque en el jurado estaba un muchacho que se llamaba Eduardo Galeano”, expresó. Solo después de  siete años pudo viajar a Cuba, un escenario que le resultó impresionante, por ser “un país sometido a un bloqueo feroz  que podía ofrecerles a todos sus habitantes la educación, había vencido el analfabetismo, y tenía  la salud pública garantizada, cuando en otros países de la región no habíamos podido resolver estos problemas a veces disponiendo de inmensas  riquezas”.

A Cuba le agradece haber conocido a importantes intelectuales del continente tanto por las publicaciones de sus respectivas obras como por los encuentros que con ellos sostuvo en la Isla.

Aquí conoció a Benedetti y a muchos otros uruguayos, peruanos, bolivianos que llegaron para exiliarse a causa de la persecución que su­frían en sus países. “Cuba era una especie de re­fugio de los perseguidos como el propio Bene­detti, una especie de pasaporte hacia la vida de infinidad de inteligencias. Eso garantiza el lugar de Cuba dentro del humanismo dentro de las tradiciones de la cultura latinoamericana”.

Respecto al panorama actual y a la posición de la Isla en este entorno apuntó que si bien en aquella época Cuba era “un destello”, una “es­tre­lla en un mar de tinieblas”, en la América ac­tual está Evo Morales, Lula, Dilma, Cristina, el ejemplo de Chávez, donde la correlación de fuerzas ha cambiado, y ya no prevalece aquel “dominio omnímodo de herencia imperial”.

Acerca de la industria del entretenimiento alegó que está dominada y que la gente cada vez que va al cine o ve una telenovela o un teleteatro está regida por la orden que da el sentido de la ley  del consumo, que significa que  tú vales por lo que tienes y de eso es muy difícil desligarse, apuntó. Entre las recomendaciones que ofreció para contrarrestar estos efectos estuvieron fortalecer la comunicación del servicio público y el sistema de medios libres alternativos y comunitarios, co­mo pequeños radios que a veces se escuchan en un barrio, hojitas multigrafiadas, pequeños boletines, tal como se está creando en Vene­zuela, y sobre todo hacer una legislación que regule el papel de  los medios.

La lucha contra la dominación espiritual es la batalla en la que estamos los escritores, artistas, poetas, que pareceríamos la parte inútil de la so­ciedad y en realidad lo que hacemos es que pe­lea­mos esa batalla de uno y otro lado. Los es­cri­tores de telenovelas convenciéndonos de que el consumo es la única finalidad de la vida y noso­tros tratando de encontrarle una alternativa a ese dogma, concluyó.

Fuente: Granma

Add comment


Security code
Refresh

Defender la Revolución Bolivariana es un deber impostergable ante la historia

"El imperio tiene miedo, y cuando el imperio tiene miedo es más peligroso"

Hugo Rafael Chávez Frías

Nosotros, Intelectuales, Artistas, Movimientos Sociales, Líderes Ecuménicos, Luchadores Sociales y Pueblos del Mundo rechazamos y condenamos las recientes declaraciones del Presidente Obama y del imperio estadounidense en contra de la República Bolivariana de Venezuela, que amenazan de manera directa y abierta la Paz y la Soberanía en Nuestra América.

Consideramos que la declaración de “emergencia nacional” de Estados Unidos ante la “amenaza” que representa Venezuela, es una declaración explícita de guerra contra la Revolución Bolivariana y un paso más en la escalada estadounidense para aplastar las voces anti-imperialistas que desde la tierra soberana de Bolívar y Chávez se levantan y extienden por todo el continente.

La irrupción de la Revolución Bolivariana significó una renovación de las luchas de liberación de Nuestra América y los Pueblos del Sur. Hoy es una de las principales trincheras de batalla en la construcción de un mundo más justo, un mundo multipolar, un mundo equilibrado.

El legado del Comandante Hugo Rafael Chávez Frías es la principal arma de lucha para la descolonización de las conciencias. Su pensamiento y acción constituyen uno de los motores fundamentales que impulsan en el Siglo XXI el anti-imperialismo y los procesos de liberación en todo el mundo.

La República Bolivariana de Venezuela es dueña de la principal reserva mundial de petróleo, grandes reservas de gas, biodiversidad, agua dulce y minerales estratégicos, lo que la convierte en un botín siempre ambicionado por el Imperio y los grandes capitales mundiales.

Por consiguiente, Hacemos un llamado a los organismos multilaterales soberanos, CELAC, UNASUR, ALBA-TCP y PETRO-CARIBE para que se pronuncien de manera categórica e irrestricta en favor de la defensa de la legalidad internacional, la soberanía y la autodeterminación del pueblo venezolano y de la paz en la región.

Alertamos a todos los pueblos del mundo que con las declaraciones de Obama se cierne sobre la tierra libre de Bolívar una posible y cada vez más inminente invasión abierta de los Estados Unidos en Venezuela.

Llamamos a todas las voces anti-imperialistas del mundo para que denuncien el atropello mediático internacional que pretende acallar el despertar de un pueblo y tergiversar el conocimiento de la realidad que vive la Venezuela del siglo XXI, que decidió ser independiente.

Solicitamos a los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU que se pronuncien sobre la injerencia descarada e hipócrita de los Estados Unidos en los asuntos políticos de la República Bolivariana de Venezuela.

¡El imperio le teme a la autodeterminación de los pueblos! ¡Unidad es nuestra divisa! ¡Yankee go home! ¡Viva Nuestra América Libre e Independiente!

Para adherirse enviar firmas a: redintelectualesvenezuela@gmail.com

Carmen Bohórquez, Omar González,  Earle Herrera, Cristóbal Jiménez, María León, Blanca Eeckout, Juan Soto, Carlos Echezuria, Modesto Ruiz, César González, Nelson Escobar, Farruco Sesto, Diógenes Andrade (Fantasma), Fernando Soto Rojas, Elio Serrano, José Avila, Marleny Contreras, Tania Díaz, Yul Jabour, Sergio Arria, Piero Arria, Melissa Arria, Julieta Petriella, Atilio Boron, Itsván Meszáros, Enrique Dussel, Katu Arkonada, Alfonso Sastre, Raúl Fornet-Betancourt, Stella Calloni, Jorge Veraza, Cris González, Pablo Guadarrama, Frente Cultural de Izquierda, Movimiento Continental Bolivariano, Roger Landa, Ariana López, Luciano Vasapollo, Rita Martufi.

Plataforma mediática solidaria

Plataforma mediática solidaria con Venezuela Bolivariana 

A nuestros lectores:

Durante todo el mes 114 medios de comunicación alternativos y de contrainformación (gráficos, radiales, televisivos, portales web, Facebook y twittees) demostrarán que Venezuela Bolivariana no está sola en su pelea contra las corporaciones mediáticas monitoreadas por el Imperio. Para ello, se ha constituido esta PLATAFORMA MEDIÁTICA solidaria (que integra Resumen Latinoamericano), y esta es la primera entrega que damos a conocer.

Para los medios que no han adherido aún a la misma y quieran hacerlo, deben escribir a:
mediosconvenezuela@gmail.com  
 
 

Revista Humanidad en Red